Dato Bancario La Coronación S.A. [X]

Beneficiario: La Coronacion S.A.

Direción del Beneficiario: Avenida Samuel Lewis y Calle 53, Edificio Omega, Piso Mezzanine, Ciudad de Panama, Republica de Panama, Apartado Postal 0816-00744, Panama.

Número de Cuenta Beneficiario: 003111121045

Banco Beneficiario: REPUBLIC BANK LIMITED

Direción del Banco Beneficiario: 59 Independence Square, Port of Spain, Trinidad & Tobago   SWIFT: RBNKTTPX

Banco Intermediario: COMMERZBANK AG

Direción del Banco Intermediario: Frankfurt, Germany   SWIFT: COBADEFF

Cuenta Banco Beneficiario en Banco Intermediario: 400885839100EUR

================
Para cuentas CAD
================
Banco Intermediario: NATIONAL BANK OF CANADA

Direción del Banco Intermediario: 600 de la Gauchetiere st. West, 12th Floor, Montreal, Quebec H3B 4L2, Canada   SWIFT: BNDCCAMMINT

Cuenta Banco Beneficiario en Banco Intermediario: 096267 228 001 001 01

Nuestra representación en Rusia [X]

Representante: Omar Sánchez Molina

Email: sanchezmolina66@gmail.com

Teléfono: +8 905 260 53 47
La Coronación S.A. Facebook Page Síguenos 

La Coronación S.A. Google+ Page Google+  

Pagos: Pago mediante Visa y MasterCard 3D-Secure / Giro

Su opinión
Contactos
Contáctenos, somos su agencia de viajes en Cuba
La Coronación S.A.
5ta Ave. #11009 e/ 110 y 112, Playa, La Habana, CUBA

Teléfono: +53 7 204 2222
Móvil: +53 5 286 6898
Fax: +53 7 204 2222
lacoronacion @
Envíenos un e-mail
Socios
Cubacom

Circuit Cigare à Cuba

Seven Hills

Cubatur

Ecotur

LABIOFAM
Colaboradores
Óleo y Tabaco

Hoteles en La Habana, Cuba

Escoja el hotel

Foto del hotel Nombre del hotel Estrellas Plan Lugar
Hotel Parque CentralHotel Parque Central5BBCentro Histórico - La Habana Vieja
Hotel Santa IsabelHotel Santa Isabel5BBCentro histórico - La Habana Vieja
Hotel SaratogaHotel Saratoga5BBCentro Histórico - La Habana Vieja
Hotel Tryp Habana LibreHotel Tryp Habana Libre5BBCentro moderno - Vedado
Hotel Meliá CohibaHotel Meliá Cohiba5BBCentro moderno - Vedado
Hotel Meliá HabanaHotel Meliá Habana5BBZona residencial - Miramar
Hotel Occidental MiramarHotel Occidental Miramar4BBZona residencial - Miramar
Hotel Armadores de SantanderHotel Armadores de Santander4BBCentro Histórico - La Habana Vieja
Hotel Palacio O'FarrillHotel Palacio O'Farrill4BBCentro histórico - La Habana Vieja
Hotel PresidenteHotel Presidente4BBCentro Moderno - Vedado
Hotel Palacio San MiguelHotel Palacio San Miguel4BBCentro histórico - La Habana Vieja
Hotel TelégrafoHotel Telégrafo4BBCentro Histórico - Habana Vieja
Hotel ChateauHotel Chateau4BBZona residencial - Miramar
Hotel Ambos MundosHotel Ambos Mundos4BBCentro Histórico - Habana Vieja
Hotel FloridaHotel Florida4BBCentro histórico - La Habana Vieja
Hotel Conde de VillanuevaHotel Conde de Villanueva4BBCentro histórico - La Habana Vieja
Hotel Comodoro (Standard)Hotel Comodoro (Standard)4BBZona residencial - Miramar
Hotel Beltrán de Santa CruzHotel Beltrán de Santa Cruz3BBCentro Histórico - La Habana Vieja
Hotel Park ViewHotel Park View3BBCentro Histórico - Habana Vieja
Hotel El BosqueHotel El Bosque3BBCentro moderno - Almendares
Hotel KohlyHotel Kohly3BBZona residencial - Nuevo Vedado
Hotel ComendadorHotel Comendador3BBCentro Histórico - La Habana Vieja
Hotel Los FrailesHotel Los Frailes3BBCentro Histórico - Habana Vieja
Hotel LincolnHotel Lincoln2BBCentro Habana
 Leyenda:
BB = Bed & Breakfast (incluye sólo cama y desayuno)HB = Half Board (incluye media pensión)
AI = All Inclusive (todo incluido)EP = European Plan (nada incluido)

Si el hotel que busca no se encuentra en la lista Escríbanos o
Regrese a la página general de los hoteles

Presentación general de la provincia de La Habana

La provincia cubana La Habana es especialmente interesante porque constituye en su conjunto la capital de Cuba y de todos los cubanos, capital "federal", tanto para decir ya que no hay federalismo en Cuba, pero hay una provincia capital como en muchas federaciones. Junto a Varadero, La Habana es la destinación turística más alcanzada de Cuba.

"Si me pierdo, buscame en Cuba" escribía el poeta español Federico García Lorca. Y si usted visita La Habana comprenderá el por qué. La Habana es verdaderamente una de las pocas ciudades en el mundo que conservan aún un encanto característico y único. En efectos, La Habana representa un fascinante contrasto entre historia y circunstancias. 90% de la capital mantiene aún hoy un aspecto invariado que la destaca de las otras capitales caribeñas y latinoamericanas. Usted verá también autos Chevrolet de los años 50 y otros vehículos de museo transitando al lado de Volgas y Ladas soviéticos, a parte de los buses inventados (Camellos), todo fundido con esporádicas auto modernos, cocotaxi y bicitaxi (es decir, triciclos inventados también, con o sin motor). Verá edificios y hoteles modernos rodeados por viejas estructuras y casas coloniales cercanas al colapso. Todo eso estrangulado por el humo negro de camiones y varios otros vehículos. Muchos eslogans escritos en letras cubitales por el gobierno cubano y mucha, mucha salsa.
Un aire de apariencia asfixiante, un calor implacable y un estilo de vida compartido entre el pedantemente protocolar y el excesivamente négligé darán a todo este conjunto un atractivo singular que siempre sorprende al nuevo turista.

Es verdaderamente difícil encontrar en este mundo algo que represente más que La Habana (o de Cuba entera) el triunfo definitivo de la esencia sobre la apariencia. Y visitar esta ciudad es algo que cualquiera debería experimentar una vez en la vida. Graham Greene y Ernest Hemingway han tomado profundos (y numerosos) tragos en todos los lugares que los han inspirado. Ava Gardner y Winston Churchill -- y sin citar otros más -- se han también embebido de ron y tabaco al punto de quedarse encantados - y por lo tanto el nombre de Churchill ha marcado una entera generación de Habanos Puros. No por nada los "puros" cubanos son más que celebres y representan uno de los numerosos must have de todo fumador que se respete y no se arrepiente. Claro, si usted busca en Cuba de que beber y fumar, ha llegado al lugar perfecto, ya que en Cuba estas cosas abundan y nunca faltan.

La Habana, contrariamente a la visión que los Occidentales tienen de las capitales socialistas, encierra y presupone un sentido de alegría y diversión típicamente caribeñas y la ciudad resplendece y chirria hasta de noche.

Situada en la costa norte-occidental de Cuba, La Habana está construida alrededor de un profundo puerto y puede vanagloriarse de una deliciosa arquitectura colonial española, con plazas decoradas de plantas de coco que hacen sombra a un sol jaguar. Puertas escondidas conducen a patios encantadores y las fachadas de los edificios están frecuentemente munidas de terrazas, desde donde las familias miran a los pasantes.

Muchas de las construcciones habaneras son muy viejas y algunas zonas están en fase de restructuración, claramente los lugares históricos tienen prioridad. En 1982, la importancia de la ciudad ha sido reconocida por la UNESCO y La Habana ha sido declarada como patrimonio mundial. Es precisamente para preservar este patriminio que los trabajos de restauración priorizan sobretodo los barrios históricos y, de manera especial, las calles de La Habana Vieja. Al punto que muchos de los hoteles del centro histórico destinan todas sus entradas a la restauración de éste.

Siendo una de las más antiguas ciudades de las Américas, hoy en día La Habana es una metrópolis, con mucha abundancia de arquitecturas eterogeneas pero masivamente coloniales, incluyendo estructuras ocasionales con exuberante estilo barroco. La Habana Vieja, que no es otra cosa que el Centro Histórico de la ciudad, ha sido también declarada por la UNESCO como patrimonio mundial. Con la ayuda de la UNESCO, un capital ibérico privado y la contribución de algunos hoteles, el gobierno de Cuba, representado por la firma estatal Habaguanex, ha restaurado ya la mayoría de los sitios históricos y estima la conclusión de los trabajos en el curso de la década 2000-2010.

Llegando a La Habana, la vibrancia del pueblo es una de las primeras cosas notables, dado el hecho también que día y noche, uno puede escuchar música donde quiera y ver hasta gente bailando en las calles.

La rica historia de Cuba y especialmente de La Habana es reflejada en el rostro del pueblo cuya discendencia proviene de los conquistadores españoles y de los esclavos africanos que fueron introducidos en el trabajo de las plantaciones de tabaco y azúcar.

La Habana es un lugar dinámico para la vida nocturna y la elección de los lugares es bastante abierta. Es también un lugar perfecto para la música en vivo y no hace falta ni ir a una discoteca para escucharla, ya que se encuentra en abundancia en las calles, que nunca dejan de estar llenas de gente hasta por lo menos las 23, y no hay horarios oficiales, aunque si la mayoría de los lugares nocturnos cierran antes de la media noche (excepto las discotecas que cierran un poco más tarde).

A primera vista, La Habana parece descolorada, poco pintada y con edificios desgastados, pero un paseo por La Habana Vieja no tarda a revelar la gloriosa arquitectura colonial en todo su encanto, mucha de la cual ha sido restaurada. Los visitantes pueden vagar por las calles del imponente centro histórico, entreviendo patios abiertos. Y si a eso añadimos todo el resto, tendremos la impresión de movernos en un museo viviente.

La Plaza de la Catedral es una de las más bellas y preservadas plazas de La Habana, rodeada por edificios restaurados con el objetivo de mantener el esplendor originario. La Catedral de San Cristobal (catedral de Cristobal Colón) es una atractiva construcción barroca del Siglo XVIII, que domina la parte norte de la plaza. Mientras que en el viejo edificio de ésta, desde 1720, se sitúa el Museo de Arte Colonial, una obra maestra de arquitectura, rodeado de plantas tropicales y compendiado por el mobiliario colonial de los grandes palacios. Notables también las sofisticadas casas de café, los restaurantes y la oficina de correo.

El Museo de la Ciudad ocupa ahora el magnífico Palacio de los Capitanes Generales, antiguamente casa de la máxima autoridad colonial de Cuba. Ha sido también un Palacio Presidencial. Este museo popular refleja una de las visiones generales de La Habana, desde su fundación hasta hoy. La más vieja construcción de la plaza es el impresionante Castillo de la Real Fuerza, una fortaleza colonial del siglo XVI, rodeada de un foso, hoy sede del Museo de la Cerámica Artástica Cubana.

En La Habana hay también muchos otros monumentos importantes. Entre los más famosos citamos el Capitolio Nacional (que es una copia exacta del homónimo estadunidense) y el Museo de la Revolución. En La Habana Vieja, hay hoteles de todos los tipos, incluso los que tienen una importancia histórica o monumental. Por ejemplo, ¿cómo desconocer el valor del hotel Ambos Mundos donde Hemingway tenía la costumbre de hospedarse?

Es deberoso citar también Prado, la calle donde, en el Siglo IXX se reunía la alta sociedad de la capital y donde ahora, paradójicamente, se reune la más baja (¿pena del talión?). A parte de eso, hay que citar muchísimos restaurantes y paladares (pequeños restaurantes particulares hechos en casa) donde abundan la cocina italiana y española. Hay que decir también que las paladares ya han perdido su popularidad y ya no le hacen más competencia a los restaurantes oficiales, que ofrecen definitivamente una mayor elección culinaria. Puesto que muchos vuelos llegan de noche es realmente un choque cultural ver La Habana después del crepúsculo y despertarse al día siguiente dentro de una sociendad que, según la opinión de algunos, representa una obra maestra de humanidad. Usted verá muchas cosas características, entre ellas mujeres de color - generalmente de edad avanzada y a veces gordas - fumando enormes puros y vestidas de forma folklorística, o verá muchas chicas con vestidos variopintos, niños con uniformes escolares, bicitaxis chinos, abundante policía, autos que han conocido tiempos mejores y así sucesivamente.

Alternativamente, no se olvide de dar una vuelta por el famoso litoral El Malecón, que permite tener una maravillosa vista de conjunto de toda la ciudad. En definitiva, La Habana es realmente una ciudad fulgurante, la población es sociable hasta el punto de parecer excesivamente familiar (casi nadie le dirá "usted"), un buen clima cálido, hermosas playas, increíbles arquitecturas coloniales y una historia y una culturas fascinantes... el lugar perfecto para tener conocimiento de un ambiente completamente distinto al del mundo que conoce.


Pagin   Falcone   Illumenova   Ossidal   DeArt   ExportJunk