Dato Bancario La Coronación S.A. [X]

Beneficiario: La Coronacion S.A.

Direción del Beneficiario: Avenida Samuel Lewis y Calle 53, Edificio Omega, Piso Mezzanine, Ciudad de Panama, Republica de Panama, Apartado Postal 0816-00744, Panama.

Número de Cuenta Beneficiario: 003111121045

Banco Beneficiario: REPUBLIC BANK LIMITED

Direción del Banco Beneficiario: 59 Independence Square, Port of Spain, Trinidad & Tobago   SWIFT: RBNKTTPX

Banco Intermediario: COMMERZBANK AG

Direción del Banco Intermediario: Frankfurt, Germany   SWIFT: COBADEFF

Cuenta Banco Beneficiario en Banco Intermediario: 400885839100EUR

================
Para cuentas CAD
================
Banco Intermediario: NATIONAL BANK OF CANADA

Direción del Banco Intermediario: 600 de la Gauchetiere st. West, 12th Floor, Montreal, Quebec H3B 4L2, Canada   SWIFT: BNDCCAMMINT

Cuenta Banco Beneficiario en Banco Intermediario: 096267 228 001 001 01

Nuestra representación en Rusia [X]

Representante: Omar Sánchez Molina

Email: sanchezmolina66@gmail.com

Teléfono: +8 905 260 53 47
La Coronación S.A. Facebook Page Síguenos 

La Coronación S.A. Google+ Page Google+  

Pagos: Pago mediante Visa y MasterCard 3D-Secure / Giro

Su opinión
Contactos
Contáctenos, somos su agencia de viajes en Cuba
La Coronación S.A.
5ta Ave. #11009 e/ 110 y 112, Playa, La Habana, CUBA

Teléfono: +53 7 204 2222
Móvil: +53 5 286 6898
Fax: +53 7 204 2222
lacoronacion @
Envíenos un e-mail
Socios
Cubacom

Circuit Cigare à Cuba

Seven Hills

Cubatur

Ecotur

LABIOFAM
Colaboradores
Óleo y Tabaco

Hoteles en Trinidad, Cuba

Escoja el hotel

Foto del hotel Nombre del hotel Estrellas Plan Lugar
Hotel Trinidad del MarHotel Trinidad del Mar4AIPlaya
Hotel AncónHotel Ancón3AIPlaya
Hotel CostasurHotel Costasur3AIPlaya
Hotel Finca Ma DoloresHotel Finca Ma Dolores3BBCampo
Hotel Las CuevasHotel Las Cuevas3HBCiudad, en colina
 Leyenda:
BB = Bed & Breakfast (incluye sólo cama y desayuno)HB = Half Board (incluye media pensión)
AI = All Inclusive (todo incluido)EP = European Plan (nada incluido)

Si el hotel que busca no se encuentra en la lista Escríbanos o
Regrese a la página general de los hoteles

Presentación general de Trinidad (Sancti Spíritus)

Trinidad es seguramente la joya colonial de Cuba. La ciudad de Trinidad, es una de las principales de la provincia de Sancti Spíritus. Sin ser la capital de la provincia, Trinidad es turísticamente la ciudad más importante.

La provincia de Sancti Spíritus (151 000 habitantes) tiene como capital la ciudad omónima y hasta 1975 formaba parte, junto a las provincias de Cienfuegos y Villa Clara, de la gran provincia llamada Las Villas. Aparte la capital provincial, Sancti Spíritus contiene también siete otras importantes localidades: Cabaiguán, Fomento, Jatibonico, Yaguajay, La Sierpe, Taguasco y Trinidad.

El territorio de Sancti Spíritus es plano tanto al norte como al sur, mientras que la parte central es montañosa y contiene la Sierra del Escambray, donde también hay el lago artificial más grande de Cuba, la Presa Zaza, reservado a la pesca de trucha y con estación turística. Sancti Spíritus tiene los siguientes confines: Ciego de Avlia y Villa Clara al este, Cienfuegos al noreste y sureste, el Mar del Caribe al sur y el Oceano Atlántico al norte.

En el vertiente caribeño encontramos la celebre y histórica ciudad de Trinidad, una de las siete ciudades más antiguas de Cuba, entre las cuales está incluida también la capital de Cienfuegos. La calle que lleva a Trinidad desde Cumanayagua o desde Cienfuegos costea el mar lo largo de 20 km. En la noche, sobretodo de invierno, los grandes cangrejos del Caribe salen de sus madrigueras entre la arena y entre los escollos y empiezan a caminar en centenares en el medio de las calles, de modo que los faros de los camiones y de los carros iluminan un espectáculo impresionante. Como es lógico, entre estos cangrejos se encuentran muchas víctimas del tránsito, aparte de las ruedas de los vehículos que corren alto riesgo de poncharse por las corazas acúleas de estos crustáceos.

En suma, la montaña, el mar y la ciudad son los polos de atracción más importantes para el turista. Trinidad dista 335 Km de La Habana. Tiene un puerto que se llama Casilda. Caminando de día no se puede evitar de echar miradas a través de los enrejados de las grandes puertas y ventanas de las casas, muchas de las cuales conservan casi intacta su decoración colonial, frecuentemente integrada por algún retrato de Che Guevara o por una vieja televisión en blanco y negro. Para disfrutarlo todo en un solo día, es suficiente pasearse con calma entre las calles de Trinidad y reposarse a menudo a la sombra de un patio de uno de los museos presentes en la ciudad.

Siempre en Trinidad, se encuentran los templos religiosos más antiguos de Cuba. De éstos, los principales son la Iglesia Parroquial Mayor Santísima Trinidad, la Ermita de Santa Ana, el Convento San Francisco de Asís y la Ermita de la Candelaria de la Popa del Barco.

En la ciudad existe aún la casa donde pernoctó el celebre científico alemán Humboldt, considerado como el segundo descubridor de Cuba después de Cristobal Colón.

Pero la unicidad de Trinidad no se busca sólo entre los monumentos (a pesar de que la ciudad sea una especie de museo viviente), sino también y sobretodo en su incomparable atmósfera. Después de Baracoa y Bayamo, Trinidad es la tercera ciudad más vieja de Cuba.

Trinidad fue fundada en 1514, pero a pesar de esta fundación antigua, fue usada como asilo para los contrabandistas y los piratas hasta el siglo XVIII. Estos contrabandista llebaban oro y esclavos desde Jamaica, pero todo eso cambió a inicios del siglo XIX, cuando la revuelta de los esclavos de Haití provocó la llegada de los cultivadores franceses a Trinidad, donde restablecieron su pequeño imperio. Trinidad ha tenido un gran desarrollo hasta que la Guerra de independencia devastó las plantaciones de azúcar de la región y la ciudad de Trinidad cayó nuevamente en la obscuridad. Este corto período de gloria se refleja en las torres barrocas de las iglesias, en los pisos de mármol de Carrara y muchas otras cosas. Pero el museo más impresionante de la ciudad es el Museo Histórico Municipal. Vale la pena visitar también el Taller Alfarero, una grande fábrica de cerámica donde se utilizan aún hoy técnicas tradicionales. Y, finalmente, podemos encontrar una de las más bellas playas de Cuba apenas en las afueras de Trinidad.

La ciudad de Trinidad tiene un aspecto muy sencillo, pero es también una de las más refinadas ciudades coloniales de América. Totalmente desproporcionada con respecto a sus dimensiones, Trinidad es definitivamente una de las más grandes atracciones de Cuba. Con algunas calles de adoquín, casas de los siglos XVIII y XIX, palacios y plazas, Trinidad puede ser visitada en pocas horas, si no fuera que la ciudad es tan serena que las visitas se prolongan siempre más del debido. Además Trinidad parece inmortalizada en el tiempo porque en las calles los coches de caballos son más frecuentes que los autos y la gente se reune a las ventanas para mirar a los pasantes en la calle.

La ciudad Villa de la Santísima Trinidad, era en origen un sitio de indios Tainos y ha sido una de las siete ciudades originarias fundadas por Diego Velázquez. Trinidad tuvo desde entonces una cierta prosperidad, al empezar de las plantaciones de azúcar, concentradas en el Valle de los Ingenios. Sin duda, la edad de oro de Trinidad ha sido corta, ya lo hemos dicho y lo mismo se podría decir de Sancti Spíritus completa. La rebeldía de los esclavos en las plantaciones, una competencia europea intensa y, finalmente, las luchas intestinas causadas desde la Guerra de independencia, han afectado de manera considerable la industria local y nacional de la caña de azúcar.

Con la decadencia de la industria azucarera, alrededor del año 1860, la economía de Trinidad se derrumbó. Este derrumbe económico del siglo XIX ha sido una verdadera bendición para el siglo XX, ya que sin esta crisis económica Trinidad no hubiera conservado nunca sus bellezas y no hubiera sido declarada nunca por la UNESCO, en 1988, como sitio de patrimonio mundial. Hasta 1950 en la época aún capitalista de Cuba, la belleza y el valor histórico de Trinidad han refrenado en los gobiernos la tendencia de desarrollarla ulteriormente.

En definitiva Trinidad tiene muchas cosas que esperan no sólo de ser descubiertas, no sólo para los que quieren explorar el verdadero interior de Cuba, sino también para los turistas de playa. No obstante, la infrastructura de turismo masivo normalmente asociada a las grandes atracciones de Varadero nunca ha invadido a Trinidad, que se ha quedado un lugar más indicado para un turismo natural hecho, cuando más, de bellezas naturales y vida salvaje. Los únicos hoteles de respetables dimensiones están fuera de la ciudad y la mayoría de los viajeros independientes se alojan en las trecientas y pico de casas particulares disponibles; una opción que parece ad hoc, en esta ciudad tradicional y poco consumista.


Pagin   Falcone   Illumenova   Ossidal   DeArt   ExportJunk